Consejos

On the road: ¿qué le dirías a tú yo del pasado? 

Hace poco vi un post en un grupo de Facebook, de un novato que quería adentrarse en el mundo del cicloturismo y pedía tips para su primer viaje. Algunos, podridos de las preguntas de los newbies de siempre, lo mandaron directamente a buscar en YouTube, pero a mí me dio no sé qué dejarlo así, al fin y al cabo todxs fuimos newbies alguna vez, yo misma lo era hasta hace muy poco. Me quedé pensando qué me hubiera gustado saber antes de hacer mis primeros viajes.

¿Qué le diría a mí yo del pasado?

Lo primero sería: Sofi, aprendé a parchar, no sabés cuánto vas a insultar cuando tengas que hacer 15 km hasta el próximo pueblo. Una cosa que me dijo un viejito buena onda que me auxilió en esa ocasión es que lleve parches, sí, y también inflador, pero además una cámara de repuesto. En algunas ocasiones es más práctico sencillamente cambiar la cámara, inflar y seguir. 

Algo que leí por ahí y me pareció útil: a la hora de elegir una bici, cuanto más comunes sean sus componentes, tanto mejor. Si se te rompe algo en el viaje, es más probable que la bicicletería que te encuentres en el camino tenga componentes comunes, antes que los súper fancy y extraños. Obviamente, si vos mismx sabés algo de mecánica, tanto mejor. Otra cosa: llevar la bici antes de salir a que la chequee tu bicicletero de confianza ahorra muchos dolores de cabeza, más de los que creés.

Tenés que tener luces sí o sí, y también chaleco reflectante. Quizás vos dirás “naaah, si igual llego a destino antes que se haga de noche, no es necesario”. Sí, amigue, sí es necesario, no siempre sabés qué te depara la ruta, shit happens. No vas a querer que te agarre la noche en la ruta; te aseguro que hay tramos en los que no hay una sola luz. No te imaginás la cantidad de puteadas y bocinazos que me comí esa noche, el miedo a los autos que te pasaban a toda velocidad y los nervios de no ver NADA delante de ti, ni siquiera la banquina. 

Llevá agua, bastante, no sabes cuándo vas a encontrar lugar para comprar. También te diría que descargues los mapas de Google Maps en el celu, en la ruta hay muchas partes que no tienen señal. 

Viajá liviano

Esto no se puede enfatizar lo suficiente. Las travesías son exigentes de por sí, si encima llevás cosas de más, se vuelven doblemente pesadas. Cada gramo cuenta, no vas a necesitar ese segundo caloventor que llevás de repuesto, y si lo llegás a precisar vas a sobrevivir, creeme. Ah, y sin peso en la espalda. Una mochila de diez kilos puede ser una semana de dolor en la cintura. Además cansa el doble, comprobado por su servidora. Lo ideal sería que el peso esté repartido de manera equitativa en la bici. Antes de arrancar el viaje, chequeá si la manera en que organizaste tu equipaje es sostenible, si te permite pedalear con comodidad o a los pocos kilómetros vas a tener que parar a acomodar tu setup.

¿Qué le dirías a tú yo del pasado?

Andá mentalizadx en que va a haber cosas fuera de tu control, y que eso es parte de la diversión. Vas a tener inconvenientes inesperados, y vas a tener que sortearlos como puedas, con lo que hay a mano. Por otra parte, aunque insultes en todos los idiomas, es muy satisfactorio superarte.

Para mí esto es importante: no dejes que gane tu cabeza. Tarde o temprano te vas a decir que no podés, que estás cansadx, que no llegás, que es peligroso, que para qué saliste y mil cosas más. A veces la cabeza es como tu tía mala onda que te tira abajo todos los proyectos que le contaste ilusionado, no la escuches. Ojos en la meta, minimizá el discurso desalentador que viene inevitablemente con el cansancio y lo desconocido.

Es cierto, viajar en bici no es para cualquiera, tiene su dificultad. Hay personas a las que no le molestan los mosquitos, dormir en el piso, lo inesperado; y hay otras que prefieren relajarse en el spa de un hotel de lujo. Cada unx tiene su idea de qué es disfrutar, y eso está perfecto, pero el cicloviaje no es para la gente que prefiere el spa. Hay que saber bien qué tipo de viajerx es unx, más que nada para no pasarla mal.

Laguna de Lobos, Provincia de Buenos Aires. Marzo 2021.
Más allá de las dificultades que puedan surgir en el viaje, el contacto con la naturaleza que tiene el cicloviajero es incomparable.
Laguna de Lobos, Provincia de Buenos Aires. Marzo 2021.
Más allá de las dificultades que puedan surgir en el viaje, el contacto con la naturaleza que tiene el cicloviajero es incomparable.

Por último, el cicloturismo y el bikepacking son disciplinas de esfuerzo, sí, pero a la vez maravillosas. La vez que me agarró la noche cerrada en la ruta, entre el miedo y los insultos de los automovilistas, vi uno de los cielos más lindos de mi vida. Estaba atestado de estrellas, nunca vi tantas, te lo juro, y eran todas para mí. ¿Viste alguna vez esos cielos de noche en el campo?

En el interior de la provincia de Buenos Aires el territorio es mayormente plano, entonces los cielos se ven interminables, sin nada que los corte, y además este en particular era supernegro, porque no había luna. Me impresionó tanto que, para disfrutarlo mejor, salí de la ruta e hice unas cuantas cuadras caminando con la bici al costado por el pastito a la una de la mañana, escuchando nada más que los grillitos. Noche incomparable ¿Cuántos viajerxs de spa pueden decir eso?

SOFI YANTORNO

Buenos Aires, Argentina. Profesora de literatura, cronista amateur, cicloviajera y eterna aprendiz.

Cicloturismo: Primeros Pasos

Iniciación en cicloturismo

Cicloturismo: Primeros Pasos

¿El cicloturismo es lo mío?

La verdad que no lo sé, y no lo sabrás hasta probarlo. Así que si estás pensando en darle una oportunidad al cicloturismo como una forma diferente de viajar y conocer rincones, este artículo seguro te ayuda a guiarte en los aspectos más básicos. 

Lo hermoso de viajar en bicicleta es que existen tantos tipos de viajes como de personas. Dependiendo de tus intereses, tiempo, y recursos, podés planificarte un viaje justo a tu medida, por lo que hay bastantes posibilidades de que este tipo de viaje te enganche. Desde salidas de fines de semana, a vacaciones por unos días o incluso meses! Pero a modo de “consejo” primero te diríamos: “Tomátelo con calma.”

andá con calma

Puede que ya lo tengas decidido, que más o menos ya sepas de qué va la cosa, e intuyas fuerte que esto es lo tuyo. Si es así, ¡adelante! No voy a ser yo quien vaya en contra de tu instinto. Pero si de repente sos alguien que hace poco se amigó con la bicicleta, y que está pispeando a ver como es este mundillo de los viajes a pedal, te recomendamos calma. ¿Qué quiere decir esto? No te abrumes en conseguir el equipo perfecto de cicloturismo, ni te programes rutas imposibles; simplifica, y seguro te la pasas divino.

Planificar viaje en bicicleta

1. ¿por dónde quiero ir? Planificación

Si este es tu primer viaje en bicicleta, la planificación no solo será importante sino también superdivertida. Algunos puntos a tener en cuenta a la hora de planear esa primera rodada son: distancias y desniveles (aspectos técnicos), y recorridos y puntos a visitar (aspectos turísticos, no todo es meter pata).

Aspectos técnicos a planificar en cicloturismo

Planificá a menos: vos conocés tu estado físico mucho mejor que yo, pero acordate que no es lo mismo viajar que entrenar o ir al trabajo en bici, el desgaste es diferente. Planificá a menos, en la próxima salida te podés desafiar un poco más. 

Etapas cortas: ya sea que vayas por un solo día, o más. Es mejor al principio planificarte etapas cortas y disfrutar del recorrido, que ir a las corridas sobre exigiendo al cuerpo.

Evita desniveles: de nuevo depende de nuestro estado físico, pero seguramente si es tu primer salida sea mejor evitar las montañas y las elevaciones muy empinadas. 

BONUS: Buscá rutas con poco tránsito o en las que te sientas cómodo rodando. Para más info sobre cómo planificar tu primera ruta te dejo este artículo: ¿Cómo escoger a donde hacer mi primer viaje en bicicleta?

para disfrutar

El recorrido vs. el destino: para ti puede ser más importante uno o el otro, pero sí es cierto que vas a estar bastante tiempo en el recorrido, así que no lo descuides a este solo por llegar a destino. Pensá a dónde querés ir, pero también investigá por donde vas a pasar, muchas veces la mayor parte de la famosa “magia” del cicloturismo sucede en ese ínterin

Desviate: Date permisos para pequeños desvíos, muchas veces a pocos kilómetros o incluso metros de nuestra ruta, podemos encontrar lugares interesantes. Por ahí también va este asunto de cicloviajar.

Acampada libre_ cicloturismo

2. ¿Realmente lo necesito? EQUIPO

La respuesta más rápida sería: probablemente no. Mucho hay en internet sobre el equipo para hacer cicloturismo, pero la verdad que lo único que se necesita es tener ganas y una bici. Y me imagino que si estás acá leyendo este artículo, al menos la primera, ya la tenés. 

la bici

La bici perfecta para hacer cicloturismo es la que tenés, o la que puedas conseguir. No inviertas dinero en algo que aún no sabes si te va a gustar, o si lo vas a hacer frecuentemente. Una bici simple con algunos cambios que te ayuden a subir algún repecho y lo más importante, que te quede cómoda, ya es excelente. Ya vas a tener tiempo, si le empezás a agarrar el gusto, de invertir en eso si querés. 

Puede que sí, puede que no

La lista de cosas a llevar puede ser larga o corta dependiendo de tu viaje y la autonomía que quieras tener. Si vas a acampar deberás llevar una carpa, o tal vez quieras hacer vivac, o quizá lo más fácil sea pagar un alojamiento. Todo dependerá del tipo de viaje que quieras hacer y ahora también de otro factor: tu presupuesto. Lo mismo con la comida, ¿vas a cocinar?, ¿o preferís comprar? Según la duración de tu viaje, los lugares por los que vayas, y la estación del año en la que lo hagas, te convendrá más una cosa o la otra. Pero esto tal vez sea tema para todo un posteo nuevo. ¿Te interesaría?

3. Simplifica

Hacer las cosas sencillas te facilitará todo y te ayudará a disfrutar más de tu aventura a pedal. Sé pragmático y realista tanto con lo que planificas como con lo que cargas. Tené objetivos alcanzables, y si no los alcanzas recordá que no es el fin del mundo hacer 20 km un día. Y recordá que esto no es una carrera, tomate tu tiempo y disfrutá de la imprevisibilidad de viajar en bicicleta.

¿Te gustó este artículo? ¿Te resultó útil? Contanos en los comentarios cuál será tu próxima aventura, o dejanos tu duda, para que no queden excusas para seguir posponiendo tu salida cicloviajera. 

Recordá suscribirte al newsletter para estar al tanto de las últimas novedades en revista cicloviaje

Foodie viajero

El viaje en bicicleta, es para mí como para muchos, un disfrute desde todos los sentidos. El contacto con el aire, la sensación de frío o de calor, los olores, los paisajes, el despertar con  el canto de los pájaros, las chicharras en la tarde o el canto de las ranas en la noche es una experiencia increíble. Y si bien los cicloviajeros nos damos nuestros pequeños gustos con las comidas, y un helado en una estación de servicio en verano puede ser memorable o un plato de arroz con una lata de algo al terminar una larga jornada de pedaleo se transforma en un manjar, muchas veces debemos reconocer que por aligerar peso, por cocinar en una sola hornalla o hacer rendir el combustible en el viaje, vamos por las opciones más simples y muchas veces poco nutricionales. 

La intención hoy es aportar ideas de recetas para mejorar nuestra alimentación a la hora de hacer un viaje en bicicleta. Aportando a nuestro recorrido una alimentación balanceada, para mantener la energía en todo el viaje y también para comer rico.

Torta de ciruelas en una hornalla

Esta receta es espectacular de desayuno, merienda o postre y cumple con todos los requisitos: es fácil, rica y barata. Otra de sus ventajas es que se puede adaptar a distintas frutas de estación, además de que la podemos hacer en una sartén y con una hornalla. 

Recomendable para cualquier jornada que requiera coronarse de la mejor forma o para esos días que toca viento en contra o lluvia y no se llega al destino planeado y decidimos  darnos un gusto. 

Ingredientes:

Base:

4 cd de azúcar

5 o 6 Ciruelas 

6 cd de agua

1 puñado de nueces

Masa:

12 cd de Harina

1 cd de Polvo de hornear

4 cd de Azúcar

1 cda de Canela

2 cd de Aceite

2 cd de Leche en polvo

1 Huevo

8 cd  de agua (o hasta que tengamos una masa como de panqueques)

  • Poner la sartén en el fuego y colocar las 6 cucharadas de azúcar y el agua, luego las ciruelas cortadas al medio y sin carozo con la parte cortada hacia abajo. 
  • Tapar la sartén y mientras tanto preparar la masa, colocar en un tupper (que por lo general llevamos o en una bolsa también funciona) los ingredientes secos y revolvemos.

– Hago una pausa para recomendar llevar canela, es una buena fuente de energía, se la puedo poner a un té y condimentar tanto comidas dulces como saladas. Les sugiero que la prueben en salsa de tomate, le da un gustito increíble. –

  • Luego incorporar el aceite, un huevo y agua muy de a poco batiendo enérgicamente hasta lograr una masa con consistencia como la de panqueques. 
  • Cuando destapen la sartén comprobar que la fruta esté blanda y colocar por encima la mezcla, intentar que no supere la mitad de la altura y no importa si no llega a cubrir todas las frutas.
  • Poner el fuego al mínimo y tapar, lleva unos 10 minutos, pero la prueba definitiva de que está lista es que cuando la pincho con un palito o con el cuchillo sale limpio. 
  • Dejarla reposar tapado unos 5 minutos después que apagamos el fuego y desmoldar dando vuelta.

Si alguno logra evitar la tentación y comerla fría, me avisa si está más rica así, yo no pude.

Sebastián Rodríguez

Vivo en Montevideo y soy Educador Social, Cocinero y un firme defensor apasionado de la Bicicleta como medio de transporte.
La bicicleta es disfrutar del viaje, pero también me gusta disfrutar de una buena comida, de un buen café y los amigos. En este viaje de la vida fui juntando mis pasiones y perfeccionando mis recetas. Hoy las comparto con ustedes.
@sebastianropez

¿Cómo escoger a donde hacer mi primer viaje en bicicleta?

Siempre recordaré mi primer viaje en bicicleta y también me gusta decir que tal vez no fue la mejor opción el destino que escogí. Sabía qué llevar, sabía qué era lo imprescindible e incluso tenía muchas cosas que no eran necesarias. Me leí mil posts “qué llevar en tu primer viaje en bicicleta” “qué llevo en mis alforjas” “lo que necesito para viajar en bicicleta” sin mencionar que ya había visto miles de videos de diferentes viajeros, visto sus consejos y recomendaciones, pero lo que no tomé en cuenta fue la ruta. 

Yo pensé que un lugar cercano sería buena opción, 60 o 70 km no sonaba tan loco para empezar. Hoy puedo decir que no es solo la distancia, al ver que ese destino que yo escogí, es también el primer viaje de muchas personas de mi localidad, me pongo a pensar que hay otros destinos que son más agradables para un primer viaje en bicicleta. Tomar en cuenta la distancia es importante, pero también, algunas cosas como la altimetría del camino, el tráfico, el destino en sí y claro el cómo planeas viajar y cargar.

En seguida te dejo una lista de las cosas que yo consideraría para hacer un primer viaje.

  • Distancia, si bien no es lo único a tomar en cuenta, es muy importante esta parte. Busca algún lugar cercano a tu localidad, considera tu condición, tal vez todos los días usas la bicicleta y recorres 5, 10, 15 o hasta 40 km y una ruta de 100 km sea posible, pero considera también esas opciones a 30 o 40 km.
  • Altimetría, esta la considero muy importante, no es lo mismo hacer 100 km de bajada a hacer 50 de subida, seguro terminas los 100 primero. Tal vez tienes algún destino a 40 km, pero será un camino lleno de pendientes, donde el subir te costará y consumirá energías, pero hay un destino a 70 km, en el que el camino es más plano. Son más km, pero el camino puede ser más amigable y por ende, más sencillo de realizar.
  • Tráfico, al menos para mí es algo a considerar, pues vivo en una ciudad grande donde entrar o salir llega a ser muy riesgoso y hacerlo con una bicicleta con alforjas, sin tener la costumbre de controlar el peso, bueno, ya me lo pienso dos veces y mejor me escojo un camino por el que habrá menos tráfico.
  • Clima, y sobre todo el viento. Casi es regla que el viento nunca lo tendrás a tu espalda, lo sentirás constantemente, pero si puedes escoger una dirección donde el viento no te dará de cara todo el tiempo, tus piernas al final te lo agradecerán, aunque claro, es muy difícil, casi imposible lograr ir sin viento en la cara todo el camino.
  • ¿Planeas llegar a un hotel o a acampar? Sin duda esto es otro tema importante, si tu idea es llegar y buscar donde acampar en medio del pueblo o la ciudad, procura que no sea un lugar tan grande, pues suele ser más complicado encontrar donde tirar la carpa (al menos en los lugares donde he pernoctado), en cambio, si planeas llegar a un hotel u hostal, pues un pueblo muy chico puede que ni siquiera cuente con alguno.
  • Amigos o familia. Ya cambia mucho la cosa si a dónde vas tienes amigos o familiares que puedan brindarte un techo, sin mencionar que te da la confianza de que alguien te espera, que no llegarás a buscar donde dormir o comer. ¡TE ESPERA UNA DUCHA! Sin duda eso tiene mucho peso y será algo a considerar seriamente pues incluso, en caso de requerirlo pudieras pedir que te auxilien.
  • Una ruta conocida, si ya has ido a ese lugar varias veces, ya conoces el camino ¡GENIAL! Así no irás preocupado por perderte o dar vuelta donde no era, al contrario, irás buscando esos paisajes que ya conoces y te sorprenderás de los que nunca habías visto.

Estas son algunas de las cosas que a mí me hubiera gustado considerar en mi primer viaje, pues ahora sé que hay muchos lugares cerca donde el camino es plano, o no tengo a los camiones de carga detrás de mí todo el tiempo, otra cosa que te aconsejo es que preguntes, busca si hay alguien que ya haya hecho la ruta que planeas hacer, que te dé los tips y experiencias respecto al camino, nunca están de más esos consejos.

Antonio Cázares Gómez

Yo soy Tony, actualmente vivo en Guadalajara, una ciudad de México pero en octubre inicia mi viaje sin fecha de regreso junto a Loki, mi perro, partiendo principalmente con rumbo a Argentina.