Foodie viajero

El viaje en bicicleta, es para mí como para muchos, un disfrute desde todos los sentidos. El contacto con el aire, la sensación de frío o de calor, los olores, los paisajes, el despertar con  el canto de los pájaros, las chicharras en la tarde o el canto de las ranas en la noche es una experiencia increíble. Y si bien los cicloviajeros nos damos nuestros pequeños gustos con las comidas, y un helado en una estación de servicio en verano puede ser memorable o un plato de arroz con una lata de algo al terminar una larga jornada de pedaleo se transforma en un manjar, muchas veces debemos reconocer que por aligerar peso, por cocinar en una sola hornalla o hacer rendir el combustible en el viaje, vamos por las opciones más simples y muchas veces poco nutricionales. 

La intención hoy es aportar ideas de recetas para mejorar nuestra alimentación a la hora de hacer un viaje en bicicleta. Aportando a nuestro recorrido una alimentación balanceada, para mantener la energía en todo el viaje y también para comer rico.

Torta de ciruelas en una hornalla

Esta receta es espectacular de desayuno, merienda o postre y cumple con todos los requisitos: es fácil, rica y barata. Otra de sus ventajas es que se puede adaptar a distintas frutas de estación, además de que la podemos hacer en una sartén y con una hornalla. 

Recomendable para cualquier jornada que requiera coronarse de la mejor forma o para esos días que toca viento en contra o lluvia y no se llega al destino planeado y decidimos  darnos un gusto. 

Ingredientes:

Base:

4 cd de azúcar

5 o 6 Ciruelas 

6 cd de agua

1 puñado de nueces

Masa:

12 cd de Harina

1 cd de Polvo de hornear

4 cd de Azúcar

1 cda de Canela

2 cd de Aceite

2 cd de Leche en polvo

1 Huevo

8 cd  de agua (o hasta que tengamos una masa como de panqueques)

  • Poner la sartén en el fuego y colocar las 6 cucharadas de azúcar y el agua, luego las ciruelas cortadas al medio y sin carozo con la parte cortada hacia abajo. 
  • Tapar la sartén y mientras tanto preparar la masa, colocar en un tupper (que por lo general llevamos o en una bolsa también funciona) los ingredientes secos y revolvemos.

– Hago una pausa para recomendar llevar canela, es una buena fuente de energía, se la puedo poner a un té y condimentar tanto comidas dulces como saladas. Les sugiero que la prueben en salsa de tomate, le da un gustito increíble. –

  • Luego incorporar el aceite, un huevo y agua muy de a poco batiendo enérgicamente hasta lograr una masa con consistencia como la de panqueques. 
  • Cuando destapen la sartén comprobar que la fruta esté blanda y colocar por encima la mezcla, intentar que no supere la mitad de la altura y no importa si no llega a cubrir todas las frutas.
  • Poner el fuego al mínimo y tapar, lleva unos 10 minutos, pero la prueba definitiva de que está lista es que cuando la pincho con un palito o con el cuchillo sale limpio. 
  • Dejarla reposar tapado unos 5 minutos después que apagamos el fuego y desmoldar dando vuelta.

Si alguno logra evitar la tentación y comerla fría, me avisa si está más rica así, yo no pude.

Sebastián Rodríguez

Vivo en Montevideo y soy Educador Social, Cocinero y un firme defensor apasionado de la Bicicleta como medio de transporte.
La bicicleta es disfrutar del viaje, pero también me gusta disfrutar de una buena comida, de un buen café y los amigos. En este viaje de la vida fui juntando mis pasiones y perfeccionando mis recetas. Hoy las comparto con ustedes.
@sebastianropez